Protege tu PRIVACIDAD

¿Si alguien te pidiera tus datos personales a cambio de una barra de pan, se los entregarías? Pues tal vez lo hayas hecho ya por mucho menos de eso.

No se trata de meternos en una burbuja, ni de aislarnos del mundo, No se trata de volver a la prehistoria, ni hace falta montar una revolución. Esto no es una película de miedo, pero tampoco es un videojuego.

Estamos hablando de nuestra vida y de nuestro futuro.

Y lo cierto es que los datos personales que regalas en internet, están condicionando tus decisiones. Y lo que es peor, están condicionando tu futuro.

Pero tienes un gran enemigo que abatir primero… Sí…: Tu maldita pereza. Esa que te hace NO leer las condiciones de las apps que te descargas, no cerrar tus sesiones, aceptar todas las cookies, utilizar la misma contraseña para casi todo, etc.

Pero, si estás dispuest@ a vencerla… entonces sigue leyendo.

LO QUE HACES EN INTERNET CONDICIONA TU LIBERTAD Y TU FUTURO

Muchas de las apps que te descargas, paginas web con cookies de seguimiento o correos electrónicos con publicidad que recibes, tienen rastreadores. Si te los descargas, esos programas recopilan información sobre todo lo que haces, y no únicamente de tus gustos musicales, deportivos o de moda. Ya solo con acceder a tu ubicación, es posible saber dónde vives y cuál es el poder adquisitivo de las personas de esa zona. Si acudes a templos religiosos, a manifestaciones de alguna organización o a qué hospitales. Es decir, se puede acceder a muchísima información privada sobre tu forma de pensar, creencias, ideología, problemas de salud, etc.

Esa información no se utiliza solo para ponerte anuncios.

Con tu información se traza un perfil. Cuando tienes además la información de miles de personas con las mismas características, es posible sacar conclusiones sobre cómo actúa ese tipo de persona. Esto se utiliza después para prever sus acciones, y finalmente para condicionarlas. Pero no solo se hace para crearte nuevas necesidades que no tenías, sino también para influir incluso sobre tus ideas o tu voto. Esto ha sucedido ya en muchos países y ha supuesto multas para grandes y conocidas empresas.

Tal vez desconozcas también la existencia de los DATA BROCKERS. Se trata de empresas que recopilan datos de la vida real y virtual de las personas para venderla a otras empresas que puedan estar interesadas. Cuanto más íntima y sensible sea la información, más valor tiene.

Pero además, toda la información que vas dispersando con las cosas que haces y publicas en internet, va creando tu huella y tu REPUTACIÓN DIGITAL. Si estás pensando en estudiar un curso en otro país, acceder a una universidad privada, solicitar un préstamo o trabajar algún día… debes saber que toda esa información será consultada. Pero no solo consultada, sino que podrá ser utilizada para decidir si tu accedes o no a una plaza, a un servicio o a un puesto de trabajo.

Según señalan distintos estudios: El 86% de las empresas reconoce que revisa los perfiles de los candidatos en las redes sociales, cuando inician un proceso de selección de trabajo. Un 36% de las empresas reconoce además que ha desestimado la candidatura de algún aspirante a un puesto de trabajo, por la imagen que proyecta en las redes sociales (1).

Tu reputación digital condiciona tu futuro (+info).

CUIDA TU PRIVACIDAD: 13 PAUTAS IMPORTANTES.

* RECHAZA LAS COOKIES. Se trata de códigos que actúan a través de tu navegador, y recopilan información sobre lo que haces desde ese momento, tu actividad de navegación, lo que haces y otro tipo de datos. Algunas cookies te siguen por internet, recopilando tu información, compartiéndola e incluso facilitando su posterior venta. NO aceptes las cookies. Solo aquellas que vienen activas por defecto para permitir el funcionamiento del sitio web. Rechaza sobre todo las “de terceros”.

* BORRA CON FRECUENCIA TU HISTORIAL Y COOKIES. En todos los navegadores existe esta posibilidad. Al borrar ambas cosas impides que toda esa información pueda ir creciendo y cruzándose.

* EMPLEA NAVEGADORES Y BUSCADORES RESPETUOSOS. Algunos navegadores y buscadores no almacenan tus datos personales ni los venden a terceros. Puedes utilizar OPERA, por ejemplo, que incluye una VPN gratuita y bloqueadores de anuncios (+info). Otra buena opción es utilizar DuckDuckGo. Este navegador te permite también crearte una cuenta de email gratuita, para recibir correos que ellos luego te reenvían a tu cuenta personal, pero limpia de rastreadores (+info).

* UTILIZA EL MODO INCÓGNITO. Cuando utilizas el modo incógnito en los navegadores, se crea una sesión temporal aislada de la sesión principal del navegador y no se recogerán tus datos de navegación. Tampoco se guardan las contraseñas ni la información en el historial. No obstante, tu información seguirá siendo visible de cara a terceros, a no ser que tengas instalada una VPN, tal y como veremos más adelante.

* UTILIZA AL MENOS 2 CUENTAS DE EMAIL. Debes tener al menos una cuenta de correo electrónico diferente a la personal, para darte de alta en sitios en internet o para recibir correos electrónicos de tiendas o servicios. No utilices esa cuenta para nada personal y, por supuesto, no utilices tu nombre y apellidos en esa cuenta.

* IMPIDE LA DESCARGA DE RASTREADORES EN EL EMAIL. Algunos de los correos que nos llegan con publicidad, contienen rastreadores que después te siguen por internet recopilado información. Suelen estar en las imágenes que te llegan, por lo que una buena opción es impedir la previsualización de las imágenes. Activa esta opción en tu cuenta de email. Si eres usuario de servicios gratuitos como GMAIL, haz clic en Configuración, Ajustes, Imágenes y selecciona “Preguntar antes de mostrar imágenes externas.” Así no se cargarán.

* UTILIZA UNA VPN O RED PRIVADA VIRTUAL. Se trata de un servicio que una vez descargado establece una conexión segura y cifrada entre tu dispositivo y el mundo de internet. Proporciona un túnel privado para tus datos y comunicaciones, y los hace inaccesibles. Muy importante si además te conectas a redes wifi públicas. Puedes encontrar VPN de pago y gratuitas. Entre las posibles gratuitas, una buena opción es la versión gratis de Windscribe (+info). Te la puedes descargar en tu ordenador, smartphone o en el navegador. Tanto para Windows, como para Mac o Linux. Tanto para iPhone como para Android.

* CIERRA LAS SESIONES. Cuando utilices tu correo electrónico, tus redes sociales o cualquier otra aplicación que no necesites, cierra de la sesión. Sabrás si has salido si te vuelve a pedir la contraseña para volver a entrar. Si no cierras las sesiones, tus herramientas interactúan entre sí, y unas pueden sacar información de las otras.

* LEE LOS PERMISOS DE LAS APPS. Esta claro que es lo más pesado, pero saber qué permisos estás concediendo es muy importante. Si pones el nombre de la app en un buscador, te aparece un enlace a la descarga de la app en el Google Play. Si entras, sin descargarla, encontrarás un apartado que dice “Seguridad de los datos”. Debajo tienes los permisos que se conceden al instalarla. De esta forma puedes verlo rápidamente. Ten especial cuidado con las apps que te piden permiso para acceder a tu ubicación, y también con las que piden acceso a la galería de fotos o al micro.

* CUIDADO CON LOS ATAQUES DE PHISHING. De nada sirve proteger tu privacidad con todas estas pautas si después te descargas un archivo malicioso o virus, que permita a un ciberdelincuente acceder a toda tu información privada, utilizarla, chantajearte o venderla en la red oscura o internet profunda. Estos ataques suelen realizarse mediante el envío de correos con archivos adjuntos que contienen el virus, o mediante el envío de mensajes con un enlace a un sitio fraudulento. No abras correos con adjuntos si no sabes lo que contienen, ni pinches en enlaces que no sabes a dónde llevan (+INFO).

* TU PERFIL SIEMPRE PRIVADO. Si no eres un influencer o infoproductor, ni vives de lo que haces en internet, tu perfil debe ser siempre PRIVADO. Si publicas en abierto información personal, datos o fotos tuyas, de tus amistades o familia, se acabó tu privacidad. Serás accesible para todo tipo de personas y entidades. Del mismo modo, si tienes miles de seguidores tu cuenta tampoco es realmente privada. Por cierto: ¿Has leído las condiciones de tu red social? ¿Sabes a quién pertenecen ahora las cosas que estás publicando…?

* UTILIZA DISTINTAS CONTRASEÑAS Y SEGURAS. No utilices la misma contraseña para todo. Ten varias contraseñas diferentes, y asegúrate de que sean seguras. Es decir, deben ser alfanuméricas (letras y números), alguna mayúscula en algún sitio, y si puede ser algún símbolo si la herramienta te o permite.

* ACTIVA LA DOBLE VERIFICACIÓN. Cada vez más servicios, incluso correos electrónicos, te permiten añadir una segunda capa de seguridad. Es decir, te envían un mensaje o te hacen una pregunta clave además de pedirte tu contraseña. Es la mejor manera de evitar el robo de tus datos y las usurpaciones de identidad.

(1) Datos del Informe Redes Sociales y Mercado de Trabajo de Infoempleo y Adecco, y de la encuesta realizada por InfoJobs.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad